REVISTA RELIGACIÓN

PRESENTACIÓN

En votación celebrada el 31 de agosto de 2016, el senado votó por la expulsión definitiva de la Presidenta Dilma Rousseff. Esta votación coronó el proceso de movilización de sectores conservadores de la sociedad, a través de la articulación jurídica y parlamentaria que intentó derrocar al gobierno encabezado por el Partido de los Trabajadores (PT), que había asumido el control por primera vez en 2003. En el proceso que llevó al derrocamiento del gobierno se movilizaron no solamente el odio explícito a las organizaciones de izquierda y movimientos sociales, sino también a la condición de mujer de la Presidenta electa.

Este dossier pretende reunir artículos que traten sobre las experiencias de golpes de estado en América Latina y su relación con la cultura de la violencia en diferentes países. A principios del siglo XXI, podemos ver experiencias de derrocamiento de gobiernos elegidos democráticamente, como en Venezuela (2002). Sin embargo, el proceso que resultó en el golpe de estado en países como Paraguay (2012) y Brasil (2016) son diferentes del modelo de los golpes que se produjeron en el continente, como en Chile (1973) y en Argentina (1976), donde los protagonistas fueron las fuerzas armadas. En los procesos golpistas más recientes no se evidenció el uso político explícito de las fuerzas de represión, sino de acciones de las instituciones del Estado que buscan provocar una crisis y deslegitimar a los gobiernos elegidos.

Estos procesos evidencian que todavía permea en las sociedades de los diferentes países de América Latina una cierta cultura de violencia. Ya sea por el uso de la fuerza, o por maniobras jurídicas o parlamentarios, las acciones golpistas dejan ver que las diferencias políticas pretenden resolverse por la violencia física o simbólica.

Por otra parte, las operaciones golpistas expresan una intolerancia en relación a diferencias políticas que, en caso de que existan o se tornen explícitas, puedan ser resueltas por la caída de uno de los lados y no a través del debate público de ideas. Esta cultura de la violencia se expresa también en la perspectiva de algunos sectores conservadores que propugnan la destrucción de posiciones progresistas, asemejándose a las posiciones clásicas del fascismo.

Temas de especial interés para este dossier:

  • Concepto de golpe de estado y de sus particularidades en América Latina;
  • Relación entre cultura política y cultura de la violencia;
  • Análisis de los procesos políticos que condujeron al derrocamiento de gobiernos;
  • Gobiernos de izquierda y experiencias golpistas en América Latina;
  • ¿Cómo están representados las experiencias golpistas en el arte y la cultura?

Informações adicionais

  • Tema: Entre golpes e resistências: cultura, política e violência na América Latina
  • Prazo: 15/06/2017

Deixe um comentário